Propia Edificación

Mi estigma
5 septiembre, 2019
¿Qué es el estigma?
3 octubre, 2019

Propia Edificación

En esta cárcel nos toca adaptarnos a una serie de normas y leyes, a relacionarnos con una serie de personas de diferentes lugares sometiéndonos a una serie de impuesto y de irregularidades que no van al caso.
A una serie de maltratos de menosprecio, por culpa de las drogas y los vicios. Porque la gente quiere consumir, fumar y no tienen dinero para comprarlo, se endeudan, lo piden fiado y a la hora del cobro no tienen con que pagar. Entonces, llegan los jíbaros, los que cobran sus bareto (le llamamos a la marihuana) o las felpas (les llaman al perico, coca). Entonces golpean la gente, la insultan, hasta herirlas, apuñalarlas, correrlas de los patios de donde viven.

Entonces estamos cansados ya de tanto impuesto, de tanto menosprecio, tanta gente golpeada, de tantas personas heridas, tanto insulto, tanta presión por todos, entonces llegó el día de que la gente explotó, dijo ya no más impuesto, ya no más insultos, ya no más gente lastimada.
Entonces el patio explotó, todos los internos nos rebelamos, nos armamos con palos, piedras, cuchillos y nos rebelamos contra la pluma (se llama) o el cacique que pone todas esas clase de impuestos, reglas y leyes.
Lo corrimos del patio para que se acabara la corrupción, tanto desprecio, insultos, etc.Entonces lo corrimos, lo sacamos del patio, hubo heridos golpeados, nos golpearon, nos gasearon con gases lacrimógenos, nos hicieron desnudar para requisarnos, buscando droga, marihuana, cuchillos, etc. Nos castigaron, logrando un mejor convivir en el patio, nos costó la entrada de la visita femenina ese domingo siguiente.

Entonces logramos detener un poco tanta injusticia en el patio. Los animales se le rebelaron al león, o sea, se le acabó el reinado.
En una cárcel se ve de toda gente extraña. Se rebajan a tanto que llegan a un estado de como es en realidad una persona, qué sentimientos tiene hasta la forma de pensar, de actuar. Hay personas que por el vicio se convierten en esclavos de él mismo.

Personas que por el vicio roban, matan, secuestran, violan leyes y normas, personas que por el vicio hacen cosas increíbles que ni uno las imagina. Hay personas que venden a sus parejas, a sus hermanos por pagar pocas deudas de vicios o cosas por el estilo.
Hay personas que no son lo que parecen ser, aparentan ser una cosa y se ve otra.Hay personas que muestran la calidad de personas que son.
Algunas se vuelven drogadictas, otras miran que cometimos un error. Prometen cambios y cambian, queremos salir de aquí.

Hay personas mentirosas que no son serias, tramposas. Otras se cambian de sexo siendo hombres comprometidos, casados con hermosas mujeres, hermosos hijos o simplemente se vuelven gays. Se ve muchas personas totalmente, demasiadamente extrañas por decir así, muchas cosas extrañas se ven en estos lugares que parecen ser como el infierno donde encontramos almas perdidas, personas sin origen, como se pierde la juventud, como personas ahí, estancadas sin hacer nada.
Sin nadie ni nada que nos ayude, esta es una de las historias o de las formas de convivir en estos lugares de mala muerte, le llamamos todos los internos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *